Despidos y conflictos laborales

Sin lugar a duda, estos asuntos son los más complejos e importantes para cualquier empresa, ya que impactan a la organización desde ámbitos tan variopintos como el punto de vista económico hasta el clima laboral y la  productividad. Por ello, tener en cuenta estos aspectos se vuelve crucial además del necesario un asesoramiento legal procesal.

Para manejar este tipo de actuaciones nuestro equipo plantea una gestión en 3 fases, estando la primera de ellas enmarcada en la filosofía de nuestro servicio de gestión de nóminas. En el caso de que efectivamente se presente un despido o un conflicto laboral de otra índole, intentamos primero atajarlo acudiendo a la negociación pero en aquellos casos en los que esto no es posible, nuestro soporte se traslada a la defensa de sus intereses en los litigios, arbitrajes y procedimientos administrativos en los que pueda verse inmersos.

A título orientativo podemos mencionar las siguientes actuaciones:

  • Suspensiones y extinciones de las relaciones laborales individuales o colectivas.
  • Adopción de medidas de flexibilidad interna, como las que suponen modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y traslados.