Los otros impuestos

Operación de Regulación del Aparcamiento

Siempre me ha sorprendido que éste país, tan garantista con los derechos, sea a veces tan permisivo con algunas normativas que nos obligan a todos. Me refiero aquí concretamente al sistema de pago por aparcar en la vía pública que se denomina O.R.A.  (Operación de Regulación del Aparcamiento).

Técnicamente se trata de una Tasa,por lo que debería ser un pago por un servicio, pero yo me atrevo a definirlocómo un verdadero Impuesto, porque nos lo imponen y además con pocas garantías para el usuario.

Parte de una ciudad se divide en barrios y en cada barrio se establecen zonas azules, verdes o naranjas para utilizarlas como aparcamientos, y cada color establece un régimen distinto de precios por su uso, lo cual pudiera ser su primera irregularidad, porque estando en la misma calle y ocupando los mismos metros, los precios son muy distintos, incluso puede ser el doble de caro.

Pero hay más :

Los residentes de un barrio están autorizados para aparcar exclusivamente en las zonas verdes, pero pagan un canon fijo sin que se les garantice el poder hacerlo en su barrio.

Los no residentes pueden aparcar en cualquier zona, pero a un precio muy distinto por el mismo “servicio”. 

Se paga por un tiempo concreto, pero si desocupas la plaza antes, no te devuelven el importe no consumido, por lo que se tiende a pagar de más para evitar una sanción, sanción que no es proporcional al tiempo sobrepasado.

Unos vehículos pagan más que otros y con criterios imposibles de controlar para el usuario : el nivel de contaminación que se “supone” que  puede causar el vehículo y el nivel de ocupación del barrio en el momento de aparcar. Entiendo que el primero ya está controlado por la ITV obligatoria, y el segundo no hay forma de poderlo comprobar por el usuario.

En alguna ciudad solo se puede estacionar por un tiempo determinado, ni pagando se puede superar ese límite, salvo cambiando de barrio.

Hay zonas reservadas para carga y descarga y minusválidos, lo cual creo que es correcto si se utilizan adecuadamente, pero tengo muchas dudas cuando veo esos reservados para “vehículos oficiales”.

Me pregunto si no hay algún tipo de duplicidad con el IVTM (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica), el llamado Impuesto de Circulación.

Se puede decir que es un servicio de aparcamiento vigilado, pero solo se vigila para imponer la sanción correspondiente, y dudo que los controladores tengan la autoridad necesaria para denunciar, y lo dudo porque desconozco si esa autoridad se les ha concedido con las garantías suficientes.

Finalmente, cabe preguntarse si se han conseguido los objetivos que la Ordenanza debe perseguir, que entiendo que son dos : regular el tráfico en determinadas zonas y disminuir la contaminación. Pero además, he leído que éste servicio es deficitario para los Ayuntamientos, por lo que cabe preguntarse quién se lleva el beneficio que sin duda debe haber.  

Compartir
whatsapp